Cómo puedo ayudarte

La terapia online y sus beneficios

Intimidad

  Realizar las sesiones desde tu propio hogar, o un emplazamiento familiar, hace que la situación sea menos intimidante y te sientas más libre a la hora de expresarte, lo cual genera un gran beneficio terapéutico.

Confianza

   Llevar a cabo la terapia desde un lugar que te transmite seguridad puede eliminar factores externos que interfieran en la efectividad de la comunicación terapéutica y favorecer la sensación de control y familiaridad sobre la relación paciente -psicólogo consiguiendo una mayor adherencia al tratamiento.

Comodidad y accesibilidad

   Los avances del mundo 2.0 permiten que nos relacionemos con otras personas que se encuentran en ubicaciones diferentes. Hoy en día, esto posibilita que las sesiones de terapia online puedan realizarse incluso a larga distancia siendo la comodidad otra de sus grandes ventajas. Con esta modalidad no es necesario acudir a la consulta física y puedes tener tu sesión con el psicólogo desde tu casa. Esto es especialmente positivo para todas las personas que vivan lejos de un centro que ofrezca los servicios de psicoterapia, que viajen constantemente o que cuenten con movilidad reducida.

Anonimato

   La terapia online, al llevarse a cabo desde tu propio hogar, garantiza por completo tu confidencialidad. Esta opción elimina de la ecuación sentirse estigmatizado al coincidir con otros pacientes en la sala de espera o por cruzarse con cualquier persona al entrar en una clínica.

Seguimiento continuo

   Este beneficio es clave para todos aquellos pacientes que, habiendo realizado terapia psicológica en un centro concreto, hayan tenido que cambiar de residencia. Las sesiones online te permiten seguir en contacto con tu psicoterapeuta facilitando que puedas alcanzar mayor satisfacción y bienestar.

Menor coste

   La terapia online es más económica que la terapia tradicional y, además, evitas todos los costes derivados del desplazamiento lo que hace que sea accesible a todos los bolsillos.

Horario flexible

   Una de las grandes ventajas de esta terapia es que permite elegir los horarios más adecuados sin interferir en el resto de tus actividades diarias, como el trabajo o los estudios, de modo que facilita la inclusión de la terapia en tu agenda y en tu ritmo de vida.